Lo que hacemos por nuestros hijos

Lo que hacemos por nuestros hijos

La ilusión y la felicidad que nos genera lo que hacemos por nuestros hijos, hace que pensemos en una aventura. Mientras otros piensan en el obstáculo que podrían ser las alergias e intolerancias alimentarias.

Aunque ir de viaje nos supone un poco más de esfuerzo a la hora de pensar como organizar lo que vamos a comer y dónde, si hay que tener en cuenta algunas alergias o intolerancias alimentarias. Es el caso de mi hijo de tres años.

La ilusión y la felicidad que nos genera lo que hacemos por nuestros hijos, hace que pensemos en una aventura…una experiencias…una oportunidad estupenda… o simplemente pequeñas vivencias. Mientras otros piensan en el obstáculo que podrían ser las alergias e intolerancias alimentarias. ¿Como vamos a viajar así? !No podemos¡ !Es un problema¡

No lo es siempre que organices con paciencia la alimentación que puede comer tu hijo y cuanta cantidad necesitas para cada día.

En nuestra tienda puedes encontrar muchísimos productos. Te van a facilitar sin dudas, organizar la mochila de la comida y disfrutar de la tranquilidad de un viaje sin miedo a tomar alguna cosa que no deba.

Aprovechando que recién habíamos tenido una visita al médico especialista digestivo, al que vamos a visitar periódicamente  y la recomendación de Edgar de visitar Pompeya, que nos sedujo. Decidimos organizar nuestro primer viaje.

Salir de la zona de confort es siempre incómodo. Pero cuesta muchísimo más tratándose de nuestros hijos. Se acercan un poco los miedos, la inseguridad y la incertidumbre  que antes ya habíamos ido superando y echando lejos con cada pequeño avance en su alimentación. Esos que nunca logras echar del todo fuera, sino que se quedan por ahí rondando.

Pero…¿por qué no tener la maravillosa experiencia de visitar Nápoles? Y una vez allí, la fascinante ciudad de Pompeya que tan bien lucía en las fotos de Edgar. Una imagen vale más que trescientas palabras.

Deja un comentario