Las Fallas de Valencia

Las Fallas de Valencia

Desde que llegué a este país, una de las fiestas que me recomendaban y escuchaba mentar eran las Fallas de Valencia.

Siempre me imaginé en una super borrachera, montándomelo a lo grande; bebiendo como si no hubiese un mañana; como guiri recién salido de casa.

Pero a decir verdad, las fallas van más allá de eso; si es cierto que puedes beber, compartir con los amigos, pero la verdadera esencia de la fiesta, está en la tradición y en lo que encierra en si misma.

Hoy en día es un atractivo turístico muy importante, catalogadas como fiestas de Interés Turístico Internacional y  Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, pero anteriormente los carpinteros de la ciudad,  en vísperas de la fiesta de su patrón San José, quemaban frente a sus talleres, en las calles y plazas públicas, los trastos viejos e inservibles junto con los artilugios de madera que empleaban para elevar los candiles que les iluminaban mientras trabajaban en los meses de invierno. Por ese motivo el día de la cremà (momento en el que arden los monumentos falleros) siempre coincide con el día diecinueve, Festividad de San José.

Ser partícipe de este evento es sin dudas una de las grandes vivencias que un ser humano pueda experimentar; el ambiente fallero en sus calles, el repicar de los tambores y la misma pólvora que apenas te dejan dormir.

A lo largo del día y de la noche puede escucharse las notas musicales, que van animando cada momento fallero (despertás, pasacalles, recogidas de premios, ofrendas, reuniones en los casales…). Ver a los artistas montar las fallas,  quedar con los amigos, sentarse en un café mientras ves pasar a una madre y su niña vestidas de falleras; con sus trajes y sus recogidos….. guapas y elegantes.

Ir de falla en falla, alrededor de quinicientos selfies por cada una. Sentarse en una terraza a hablar con la familia, disfrutar un carajillo, probar la cazalla, reir hasta el cansancio, comer paella desde la propia paella, quemarte la boca por hambriento, probar el socarrat.

Helarte de frío por pensar que Valencia es sinónimo de verano, comer hasta hartarte, disfrutar de la playa…. y rodearte de la gente que quieres.

Estas fueron mis fallas….. NORMALLL que quiera repetir.

Fallas de Valencia
Las fallas de Valencia
Las Fallas de Valencia
Camino a hacer la ofrenda ver la virgen

Deja un comentario